Olor a Otoño..

puesta.jpg

Se fué Marzo, y con él la muchedumbre. El fin del verano dejó atrás el ruido de restoranes ataviados de furibundos y alegres turistas. La masa retornó a los edificios, al cemento, a los caseríos.

El cambio de estación trajo consigo nuevos desafíos. Ahora en el campo de la publicidad…, y de un momento a otro me vi montado sobre el gran gallo cacareante.

Una campaña ya entregada, un festival de cine y otro de música étnica ad portas, una negociación pendiente y clases en un Instituto Profesional a futuros comunicadores me tienen al borde del colapso. Pero el estrés me encanta.

Debido a esto todo será más lento, mi día comienza a apretarse y el tiempo libre será un lujo a repartir entre todas mis pasiones. La cocina no se escapará. Saldrá perjudicada, pero sólo en la forma y no en el fondo. Ahora se transformará en mi regulador. En mi terapia. Se hará más necesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s